Brasil, Ritmo, color, pasión…. y fútbol

“Pan de Azucar” al fondo

 

Ir a Brasil es encontrarse ante un contraste extraordinario de selva y ciudad. Con algo más de cinco millones de visitantes extranjeros, Brasil es el segundo destino del mercado turístico internacional en América del Sur. Con más de 8,5 millones de km², y más de 200 millones de habitantes, es el quinto país más grande y poblado del mundo.

Entre el 12 de junio y el 13 de Julio, los brasileños serán los anfitriones de la XX Edición de la Copa Mundial de Fútbol, y como este es el deporte más popular en Brasil, se espera que esta Copa sea una fiesta sin precedentes en 12 ciudades brasileñas elegidas para ser sedes de los juegos.

A ritmo de Samba…

El ritmo contagioso de la música brasileña hace mover el cuerpo, aunque no lo quiera, con esa sabrosa mezcla de influencias africanas, europeas y amerindias. Además de la samba, música popular del Brasil, otros estilos, desde el choro y el maracatú, hasta el bossa nova, y el rock brasileño, alcanzan un reconocimiento internacional. Por mencionar unos pocos; Gal Costa, Sergio Méndez, Caetano Veloso, Simone, Roberto Carlos y Joao Gilberto… son premios para nuestros oídos y nuestros pies.

Comer y beber a gusto

La mezcla de las poblaciones nativas con los inmigrantes, define una gastronomía que varía de una región a otra. Entre los mejores platos típicos están la feijoada, considerado el plato nacional, la polenta y el acarajé. Y no se vaya sin probar un brigadeiro o un beijiño, exquisitos dulces típicos de Brasil.

Las bebidas nacionales son el café y la cachaza, una bebida destilada de la caña de azúcar, que es el ingrediente principal del coctel nacional, la caipiriña. En Brasil se cultiva el mango, la papaya, el azaí, el cupuazú, la naranja, el cacao, el marañón, la guayaba, el maracuyá y la piña, por lo que un smoothie brasileño tendrá un sabor muy auténtico.

Los que quieren unir su pasión por el famoso deporte, con sus deseos de visitar un país de incalculable atractivo, disfrutarán de este recorrido por cuatro de sus bellísimas ciudades, sedes del campeonato, y se sentirán aún más enamorados del enorme paraíso que es Brasil.

Rio de Janeiro

Esta es la combinación ideal de glamour y belleza natural, donde el mar se funde con los bosques. La arquitectura integra el diseño moderno con la naturaleza. La Costanera de Ipanema es la zona más icónica de Río de Janeiro, un barrio siempre de moda, junto a la playa, donde puede comprar preciosa artesanía brasileña, caminar alrededor de la calle Visconde de Pirajá  para hacer compras, andar en bicicleta o quedarse observando el movimiento de la gente. Avenida Atlántica es la zona peatonal más famosa del sur del mundo y una bella postal de Copacabana. Sus dibujos en blanco y negro recorren las 32 cuadras de la costa.

La Confitería Colombo es una parada obligatoria, funciona desde el siglo XIX como un elegante salón de té, con una belleza arquitectónica y un aire colonial hipnotizantes. El Bondinho Carioca, es un n teleférico que en sólo seis minutos llega a la cima del Pan de Azúcar, desde donde se observa una vista panorámica de la ciudade maravilhosa, a una altura de 396 metros sobre el nivel del mar, provisto de cómodos asientos, sombrillas y bares. Al pie del Pan de Azúcar se encuentra la Playa Roja (Praia Vermelha), entre montañas, y con arena anaranjada. El Cristo Redentor, el famoso mirador del Cerro de Corcovado, es considerada la estatua art decó más grande del mundo, y se ha convertido en un símbolo de hospitalidad de la ciudad y de Brasil, en el resto del mundo. El Estadio Maracaná, es considerado uno de los más grandes del globo, con sus casi 200,000 metros cuadrados de área. Se inauguró en 1950, para la Copa Mundial de Fútbol de ese año. Es un lugar mítico, muy visitado por turistas, y ahora se viste de gala para la Copa Brasil 2014. Belo Horizonte

El Obelisco, en la plaza Sete de Setembro, la plaza más visitada de la ciudad, es un monumento de granito que termina en una impresionante aguja de siete metros. La ciudad de Ouro Preto, al sur, está como detenida en el siglo XVIII; ha conservado toda la belleza barroca con un riqueza que denota la abundancia de oro. El Museo Inhotim es un fabuloso museo de arte contemporáneo, el más importante de Brasil; recorrer sus jardines, lagos artificiales y las excelentes colecciones, puede tomarle todo un día. Hay muchos templos que visitar en esta ciudad, con una riqueza en oro extraordinaria, que son verdaderas muestras de la arquitectura sacra. Entre ellos, la Iglesia de San Francisco de Asís, donde se usaron 400 kilogramos de oro en adornos y detalles.

Sao Paulo

Esta es la capital suramericana de las reuniones y convenciones de negocios , por la sofisticación de su infraestructura, y el lujo de sus hoteles, e incluso algunos de los mejores restaurantes del mundo. Su oferta cultural es también impresionante; 69 museos, 120 teatros, pueden dar fe de esto. La vida nocturna es otra de las atracciones de esta populosa ciudad.

Si hay un lugar para disfrutar de la naturaleza en Sao Paulo, es el Parque Ibirapuera, donde usted se puede sentir fuera del torbellino paulista, en medio de la ciudad. La silenciosa y tranquila Ibirapuera es el área verde más grande de la ciudad. A la Basílica Aparecida do Norte, ubicada en la ciudad de Aparecida, acuden peregrinos de todo el mundo, pues constituye el santuario más importante del país y es la segunda iglesia más grande después de la Basílica de San Pedro en el Vaticano. El Museu do Futebol está en el estadio paulista de Pacaembú, local del Corinthians, y expone una interesante muestra del deporte en este país. El centro comercial Cidade Jardins es la zona comercial y de ocio más chic de Sao Paulo, donde usted encuentra puro lujo y ostentación. Su arquitectura y diseño fueron una inspiración de las elegantes tiendas del centro comercial de Bal Harbour, en Miami, y cuenta con 180 boutiques de diseñadores de fama mundial. El Mirante do Vale, o Mirador del Valle, es el edificio más alto de Brasil y la vista se pierde en sus 170 metros de altura. Otra obra de arte, el Monumento a las Banderas, del escultor Vítor Brecheret, también es otro sitio digno de ver en la ciudad de Sao Paulo.

Notas de Brasil

– En la mayor parte del país,

el clima es tropical.

– La Amazonia es la selva tropical más rica y biodiversa del planeta.

– Brasil es el único país americano donde la lengua materna es el

portugués, y esto le proporciona una cultura nacional, distinta a la de sus vecinos de habla hispana.

– La religión con más seguidores es el catolicismo.

La sociedad carioca es considerada multiétnica, pues tiene sus raíces en una mezcla de descendientes de europeos, indígenas, africanos y asiáticos.

– La moneda nacional es el Real.

– Todos los años, el Carnaval de Río de Janeiro ofrece el desfile de las escuelas de samba, que representan a los diferentes barrios y ciudades cariocas, y culmina en el Sambódromo, diseñado especialmente con ese fin.

– Las 12 ciudades donde se efectuarán los juegos de fútbol para el campeonato son: Belo Horizonte, Brasilia, Culabá, Curitiba, Fortaleza, Manaos, Natal, Porto Alegre, Recife, Río de Janeiro, Salvador y Sao Paulo.