ST. LUCIA – SUECIA.

El 13 de diciembre se celebra en Suecia el Día de Santa Lucía. Ese día miles de doncellas ataviadas con túnicas blancas, un candelabro en sus manos y una corona de velas en su cabeza, iluminan el crudo invierno. La procesión de Lucía, como se le conoce, va encabezada por un grupo de damiselas y “chicos estrella”, también vistiendo largas túnicas blancas y capirotes adornados con estrellas doradas. Al final de la procesión va otra serie de niños disfrazados de duendecillos. La escena es encantadora, y más apasionante cuando se oyen los villancicos tradicionales en las voces de los pequeños, en medio de una completa oscuridad, mientras estos se acercan iluminando con sus coronas de velas. Lucía y sus doncellas reparten a su paso panecillos de azafrán y galletas de jengibre a todos los presentes. Es una escena realmente conmovedora con un auténtico espíritu navideño, que existe hace 400 años y se ve en iglesias, escuelas, y lugares públicos.